¿Inversiones con equidad de género?

marzo 11, 2021
Categoría: Inversiones
marzo 11, 2021
Categoría: Inversiones

Según la consultora de estrategia McKinsey & Company, en el 2025, el PIB de América Latina podría llegar a US$2.6 billones, si se cerrara la brecha de género y las mujeres participaran con las mismas condiciones que los hombres en la economía. Esto es solo el final del camino, pero ¿qué se ha hecho desde el mundo de las inversiones para ayudar a cerrar esa brecha? ¡Inversiones con enfoque de género! Si no has oído hablar de ellas, te enseñaremos qué son y por qué se han vuelto importantes a la hora de tomar decisiones de inversión.

 

¿Qué son las inversiones con enfoque de género?

 

El nombre en inglés para identificar las inversiones con enfoque de género es Gender Lens Investing (GLI); es una filosofía de inversión que ha comenzado a ganar protagonismo en el mundo. Esta propone que uno de los aspectos a tener en cuenta en el momento de hacer una inversión debe ser el enfoque de género de la empresa que se está evaluando, es decir, el impacto que la inversión pueda tener en el desarrollo y la igualdad de género.

Desafortunadamente, existe una idea errónea de que las inversiones en empresas que procuran generar un impacto social o de género son menos rentables que las inversiones en empresas que no lo hacen. Esto es falso. Las compañías que valoran la equidad de género en sus procesos y toman acción al respecto, no dejan de lado la búsqueda de generar utilidades; la diferencia es que buscan maximizarlas al mismo tiempo que generan un impacto positivo en la sociedad. Esta práctica, no solo las hace empresas “responsables”, sino que les da el potencial de mejorar sus prospectos de sostenibilidad y de rentabilidad futura. La fuerza que han tomado este tipo de inversiones se debe, en su mayoría, a la mayor visibilidad que se les ha dado a través de distintos índices como:

– IndexAmericas
– Índice de Igualdad de Género de Bloomberg (GLI)
– Índice de sustentabilidad IPC de México
– Índice de Sostenibilidad Dow Jones para MILA (Mercado Integrado Latinoamericano)

 

¿Qué dicen los estudios sobre los resultados de las inversiones con enfoque de género?

 

Según un estudio de la escuela de negocios Wharton (Universidad de Pensilvania), los fondos que tienen una perspectiva de género obligatoria han crecido considerablemente a nivel mundial; pasaron de ser 58 fondos que administraban US$1.300 millones en 2017, a ser 87 fondos (un aumento cercano al 50%) con activos admministrados por US$2.200 millones en 2018 (creciendo más del 60%).

Pero, ¿qué tiene que ver el implementar una política de equidad de género (o cualquier política de responsabilidad social) con los resultados financieros de una compañía?

Adoptar este tipo de políticas en una empresa puede tener un impacto significativo en diferentes niveles de una organización. Por ejemplo, estas compañías tienden a diferenciarse en su capacidad de atraer y retener talento, lo cual es una herramienta clave para la competitividad de cualquier empresa. Según Bloomberg, con la implementación de políticas de equidad de género, las empresas han logrado generar mejores ambientes de trabajo, establecer culturas más meritocráticas y promover la inclusión y diversidad en sus organizaciones. En un mundo que está en constante cambio, la capacidad de innovar es la clave para la sostenibilidad a largo plazo de las empresas; la capacidad de sistematicamente adquirir y retener el mejor talento humano del mercado es probablemente el mejor predictor de éxito futuro.

Así pues, tanto empresas como inversionistas se han dado cuenta de los beneficios económicos que han demostrado tener las empresas que implementan estas buenas prácticas de equidad de género. Por ejemplo, un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dice que las empresas que logran tener lugares de trabajo inclusivos, diversos y equilibrados entre los géneros, obtienen una rentabilidad entre el 44% y 47% más alta que las empresas que no lo logran.

 

¿Por qué me debe importar esto a mí como inversionista?

 

Los inversionistas jugamos un papel muy importante en el mercado pues decidimos qué compañías reciben los recursos que necesitan para desarrollar sus proyectos. Esa decisión la debemos tomar con base en dos criterios: (i) ¿cuál me puede hacer ganar más plata con el menor nivel de riesgo posible?, y (ii) ¿cuál va a permitir que mi inversión genere un impacto más allá que en mis finanzas?

Según las fuentes que citamos en este articulo, las inversiones con enfoque de género pueden ayudarte a maximizar ese retorno que buscas en el largo plazo mientras que contribuyes a generar un impacto positivo en la sociedad. Hay que dejar atrás ese cuento de tener que escoger entre la rentabilidad y el impacto social. Las empresas que verdaderamente se comportan como miembros responsables de la sociedad tienen una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

Las inversiones con enfoque de género son un claro ejemplo que demuestra cómo podemos tener un rol importante como inversionistas al promover y apoyar en la construcción de una sociedad más incluyente y equitativa. Por lo tanto, como has podido ver, hay un nuevo elemento que tienes que tener en cuenta cuando vayas a hacer una inversión: el enfoque de género.

Tiempo de lectura:

Suscríbete al Newsletter

Regístrate con tu correo para recibir nuestras noticias y actualizaciones.

Otras categorías

¿Qué tan útil te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio 0 / 5. Total votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!