fbpx

La ciencia detrás del estrés y las finanzas personales

El estrés financiero está más presente que nunca. Aquí te contamos cómo se origina y qué puedes hacer para reducirlo. 

Uno de los tipos de estrés más frecuentes y duraderos es el estrés financiero. Administrar el dinero ha sido especialmente difícil debido a las implacables restricciones financieras de los últimos dos años: una pandemia mundial, una posible recesión y la tasa de inflación más alta en 40 años. 

La ciencia detrás del estrés y las finanzas personales

Si mantenerse al día con las finanzas no va bien, puede parecer que nada más lo hace tampoco.

El estrés financiero se refiere a un sentimiento de preocupación o ansiedad por el dinero, las deudas y varios gastos 😟

En un estudio de febrero de 2022 de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA), el 65% de los encuestados dijo que el dinero es una fuente importante de estrés. El porcentaje es mayor para las personas más jóvenes.

Aunque se puede culpar a muchas variables externas por el estrés financiero, existen estrategias para disminuirlo y realizar mejoras.

El Financial Health Institute define el estrés financiero como: “Una condición que es el resultado de eventos financieros y/o económicos que generan ansiedad, preocupación o una sensación de escasez, y se acompaña de una respuesta de estrés fisiológico”.

El estrés financiero puede afectar las relaciones, el trabajo y la capacidad de una persona para llevar a cabo las tareas cotidianas. 

La APA también encuentra que existe un fuerte vínculo entre el estrés y la salud física. El estrés puede provocar tensión muscular crónica, problemas cardíacos a largo plazo y dolores de estómago, entre otras condiciones de salud adversas.

👉 En febrero de 2022, la APA informó la mayor cantidad de personas que experimentan estrés relacionado con el dinero desde 2015: el 65% de los encuestados dijo que el dinero es una fuente importante de estrés.

El estrés relacionado a temas de dinero está en aumento

Las redes sociales han hecho que muchas personas se sientan peor con respecto a sus finanzas, según esa misma encuesta. 

Más de un tercio (34%) de los adultos encuestados dijeron que ver las publicaciones en las redes sociales de otros los hizo sentir negativamente sobre sus finanzas, y ese número es más alto para la generación Z y los millennials: 47%y 46%, respectivamente.

Para la mayoría de nosotros, cierto nivel de estrés financiero es inevitable. Siempre tendrás facturas que pagar, un trabajo que mantener y gastos de emergencia ocasionales con los que lidiar. Lo que realmente importa es cómo lidias con ese estrés.

Con un poco de previsión y mucho examen de conciencia, incluso el consumidor más ansioso puede comenzar a tener una sensación de control sobre su salud financiera y mental. Seguir estos consejos puede ser de gran ayuda para ayudarte a sentirte en control de tus finanzas. 

Mirando la realidad a la cara 🪞

Una encuesta reciente realizada por Cushion encontró que más del 50% de los adultos no conocen el saldo de su cuenta bancaria. ¿La razón? Están demasiado asustados para mirar.

👉 El primer paso para manejar el estrés financiero es realizar una evaluación honesta de tu situación. Haz una lista de todos los aspectos de tu vida financiera que te estresan. 

¿Tienes miedo de todas las deudas de tarjetas de crédito que has acumulado? ¿Te preocupa que tu fondo de emergencia no te mantenga a flote si pierdes tu trabajo? ¿Te sientes avergonzado de no tener un presupuesto establecido?

Luego, comienza organizando tus cuentas financieras. Asegúrate de tener cuentas en línea creadas para cada cuenta bancaria, de inversión y de crédito. Configura alertas para las fechas de vencimiento para no perder un pago.

Luego, establece un tiempo para revisar cada cuenta. Si tienes varias cuentas bancarias, considera consolidarlas para simplificar el proceso. 

Al arrojar luz sobre todos los problemas financieros que tienes miedo de enfrentar, probablemente te darás cuenta de algo importante: ninguno de estos problemas es tan aterrador como parece, y tú eres más que capaz de lidiar con todos y cada uno de ellos.

Haz un presupuesto 💸

Una vez que hayas revisado cada cuenta, tómate un tiempo para realizar un seguimiento de tus gastos y crear un presupuesto. Usar un presupuesto te ayudará a identificar fugas en tus gastos que podrías reducir.

👉 El acto de presupuestar y hacer un seguimiento de tus gastos puede parecer un castigo por tus errores de gasto pasados, pero considéralo como el camino a la libertad financiera. 

Si tu objetivo principal es manejar tu estrés financiero, saber a dónde va tu dinero es importante. Ser capaz de dirigir tu dinero hacia los ahorros o las inversiones con un presupuesto finalmente te llevará a un lugar financiero y emocional más saludable.

Cuida tu salud mental 🧠

En una encuesta de 2019 del Money and Mental Health Policy Institute, el 72% de los encuestados dijo que sus problemas de salud mental empeoraron su situación financiera. 

Si esto te describe, considera hablar con un experto en salud mental como un primer paso para desarrollar una relación más saludable con tus finanzas.

Recuerda que lo más importante es empezar. Esconder tu cabeza debajo de la tierra como un avestruz esperando a que tus problemas desaparezcan, por lo general, solo acarrea más estrés. 

Tiempo de lectura: 4 minutos
Suscríbete al Newsletter

Regístrate con tu correo para recibir nuestras noticias y actualizaciones.

Categorias
¿Qué tan útil te ha parecido este contenido?
¡Haz clic en una estrella para puntuar!
(Total votos: 0 Promedio: 0)

educatyba

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
No hay más entradas que mostrar