fbpx

Cómo elegir una inversión: Los tips para analizar inversiones

¿Te has preguntado cómo elegir una inversión? En esta nota te damos todos los tips y trucos para analizar inversiones y elegir la mejor para ti.

Elegir una inversión es muy parecido a comprar un carro, solo que mucho más importante. Puedes comenzar por comprender tus necesidades y estilo personales. Luego puedes considerar diferentes modelos, comparando opciones en función de su precio y rendimiento potencial. 

Las decisiones de inversión merecen un análisis similar pero aún más sólido. Para muchos, evaluar inversiones puede no parecer tan natural como comprar un carro, especialmente si es la primera vez que lo haces. Pero, al aprender los conceptos básicos, puedes averiguar qué buscar y qué evitar potencialmente.

👉 Ya sea que estés comprando una sola acción o construyendo un portafolio diversificado, las compras inteligentes pueden tener un impacto en el rendimiento de tu portafolio. 

Entonces, ¿cómo se distingue una inversión razonable de algo totalmente evitable? Bueno, no hay garantías, pero hay algunas formas de aumentar tus posibilidades de hacer una inversión que respalde tus objetivos. Aquí hay cuatro pasos a considerar al analizar una posible inversión. 

Conoce el camino que quieres recorrer 🛣️

Así como eliges un carro que se adapte a tu estilo de vida, las inversiones deben respaldar tus objetivos. 

Tus planes informarán cuánto tiempo deseas mantener una inversión y cuánto riesgo estás dispuesto a asumir. 

👉 Ciertos objetivos de inversión pueden eliminar algunas inversiones más volátiles de tu consideración. Por ejemplo, si necesitas dinero a corto plazo (por ejemplo, para irte de vacaciones), invertir en activos volátiles podría poner ese dinero en demasiado riesgo para tu comodidad. Los precios de las acciones pueden caer rápidamente, llevando consigo tus planes por el dinero.

Dicho esto, (si bien el rendimiento anterior no es una garantía), las acciones también han sido una de las mejores oportunidades para lograr el crecimiento a largo plazo. 

Tener acciones por períodos de tiempo más largos (más de 10 años) generalmente reduce el riesgo de pérdida, lo que puede hacer que sea útil mantenerlas para respaldar objetivos a largo plazo, como la compra de una casa, la educación de un hijo, el cuidado de los padres o la pensión. En caso que estés invirtiendo para una pensión, las pensiones voluntarias, por ejemplo, son una excelente alternativa.

Para que esta estrategia funcione, debes poder superar las recesiones del mercado, lo que no siempre es fácil.

Al decidir cuánto riesgo puedes manejar, puedes considerar cómo se equilibran tus inversiones. En otras palabras, ¿qué porcentaje de tu portafolio se destina a cada tipo de inversión? 

Todas las inversiones tienen riesgos, pero ese riesgo generalmente aumenta a medida que aumenta el potencial de rendimiento. Es por eso que algunos inversionistas dejan espacio en sus portafolios para una parte de las inversiones que normalmente tienen un rendimiento más bajo, como los bonos, para ayudar a equilibrar las inversiones de mayor riesgo y rendimiento potencialmente más alto, como las acciones.

Hablemos de mercados, años y modelos 🚗

Siguiendo con la analogía de los carros, al igual que los distintos vehículos de un concesionario son diferentes, cada activo de inversión es diferente también. 

Pueden variar en tamaño, propósito y, por supuesto, precio y todos tienen un perfil. Depende de ti si quieres una van o un carro deportivo. 

👉 Cuando observas una acción, puedes considerar su capitalización de mercado, el sector al que pertenece y dónde podría encajar en tu portafolio. También puedes considerar qué lo hace atractivo. ¿La empresa paga dividendos? ¿Parece a punto de crecer?

Aquí hay algunos elementos clave que los inversionistas más experimentados usan para evaluar activos de inversión. 

Tamaño

Cuando vas a comprar un carro, puedes pensar si quieres un SUV o un sedán. Asimismo, muchos inversionistas piensan en el tamaño de una empresa. Una medida común del tamaño de una empresa es su capitalización de mercado o market cap. 

Este es el valor de la empresa si multiplica el número total de acciones en circulación por el precio actual de las acciones de la empresa. 

Sector

Si divides todas las empresas por el tipo de industria en la que se encuentran, tienes los sectores. Por ejemplo, los bancos forman parte del sector financiero, las empresas de internet se consideran servicios de comunicación o tecnología de la información, los fabricantes de medicamentos pertenecen al sector de la salud, los fabricantes de pañales son un ejemplo de consumo masivo, etc. 

👉 Hay diferentes formas de dividirlo, pero como estándar general, hay 11 sectores en el mercado de valores, según lo define el Estándar de Clasificación de la Industria Global, una herramienta común utilizada en el mundo financiero. 

Al evaluar una posible inversión en acciones, a menudo ayuda compararla con otras del mismo sector. Invertir en muchos sectores diferentes puede ayudar a diversificar tu portafolio, disminuyendo el impacto de un desempeño débil en un sector con un desempeño sólido en otro sector.

También podrías decidir invertir en una canasta de activos. Los fondos de inversión colectiva son una excelente alternativa que entrega diversificación.

Estilo

El estilo no se trata tanto de la empresa, sino de cómo un inversionista clasifica su inversión. Los “inversionistas de crecimiento” podrían buscar empresas que se están expandiendo rápidamente. A menudo, estas son empresas que reciben una amplia cobertura mediática y son etiquetadas como disruptivas. Mientras tanto, los “inversionistas de valor” podrían buscar empresas que consideren infravaloradas pero sólidas. 

Ambos estilos de inversión tienen sus beneficios y riesgos, razón por la cual muchos inversionistas tienen una combinación de acciones de valor y crecimiento.

Dividendos (o no)

Como accionista, tu inversión puede dar sus frutos de dos maneras: 1) el precio de las acciones de la empresa o por lo que puede vender una inversión por más de lo que se pagó, o 2) cobrar dividendos. 

No todas las empresas pagan dividendos, pero las que lo hacen suelen hacerlo de forma periódica, a menudo trimestralmente (es decir, aproximadamente una vez cada tres meses). Si bien no están garantizados y pueden eliminarse o reducirse sin previo aviso, los dividendos pueden proporcionar a los inversionistas otra fuente de ganancias.

Individual o fondo

Si te preocupa la presión de elegir una acción, no tienes que elegir solo una. También puedes comprar una colección de acciones a través de un fondo cotizado en bolsa (ETF) o un fondo mutuo. 

Estos te permiten tener muchas acciones a la vez, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de elegir solo una acción, brindándote cierta diversificación. Con los ETF y los fondos mutuos, también puede encontrar fondos enfocados en sectores específicos o niveles de riesgo.

Dale una vuelta de prueba

Una excelente manera de evaluar una acción es observarla y seguirla durante un período de tiempo antes de convertirte en inversionista. 

Los datos sobre el rendimiento anterior pueden ayudar a brindar algo de contexto sobre el comportamiento de las acciones, pero ponerse en el asiento del accionista a veces puede darte una mejor idea de cómo podría manejar lo que podría ser un viaje lleno de baches. 

Incluso teniendo mucho cuidado de incorporar estas y otras consideraciones, es posible que te encuentres con pérdidas de inversión. Por lo tanto, ten en cuenta que la diversificación, la asignación de activos y la investigación no te impiden perder dinero. 

Tiempo de lectura: 5 minutos
Suscríbete al Newsletter

Regístrate con tu correo para recibir nuestras noticias y actualizaciones.

Categorias
¿Qué tan útil te ha parecido este contenido?
¡Haz clic en una estrella para puntuar!
(Total votos: 0 Promedio: 0)

educatyba

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
No hay más entradas que mostrar