fbpx

Cómo Elegir el Mejor CDT Para Ti

Los tiempos de inflación y crisis están obligando a las personas a tener más en cuenta sus finanzas personales, hacer mejores inversiones y cuidar su patrimonio. Saber elegir el mejor CDT nos permitirá obtener la mayor rentabilidad de nuestra inversión en este instrumento financiero.  

Para nadie es un secreto que con el transcurrir del tiempo, y por culpa de la inflación, el dinero cada vez vale menos.

Por otro lado, realizamos un gran esfuerzo para reunir cierta cantidad de dinero con la intención de afrontar proyectos, prepararnos para cualquier adversidad o para un futuro mejor.

Con la intención de proteger esos ahorros de una posible pérdida de su valor, las personas buscan realizar inversiones para rentabilizarlos.

Sin embargo, en muchas ocasiones, estas inversiones son complejas y riesgosas para el común de las personas.

En contraposición, existen formas de invertir que, si bien no proporcionan una gran rentabilidad, tampoco ponen en riesgo el capital invertido.

A continuación, te mostramos cómo elegir el mejor CDT digital, una de las alternativas de inversión más seguras.

🤔 Qué es un CDT

El Certificado de Depósito a Término o CDT, también conocido como Plazo Fijo en otros países, es un instrumento financiero cuya finalidad es remunerar el ahorro.

Básicamente consiste en realizar un contrato con una institución financiera en donde la persona se compromete a depositar un monto de dinero en dicha entidad durante un periodo de tiempo determinado.

A cambio, se emite un Certificado dónde se estipula que, al final de ese periodo de tiempo determinado, la institución devolverá a la persona el dinero depositado más unos intereses en base a una tasa previamente pactada. 

Los CDT se han convertido en una de las alternativas de inversiones digitales que más clientes le ha traído a la banca.

Esto se debe a que son productos muy seguros, es decir, con un riesgo muy bajo, además de garantizar una rentabilidad.

Por otro lado, el proceso de contratar un CDT es muy fácil, no se requieren grandes montos y el trámite es inmediato.

¿Qué tipos de CDT hay para elegir?

A la hora de contratar un Certificado de Depósito a Término se pueden elegir entre diferentes tipos según cada caso en particular.

Por el tipo de interés

Interés Fijo

El CDT pactado con un interés fijo es el más común de todos. La entidad financiera establece una tasa de interés que permanecerá inalterable durante todo el plazo de la inversión. 

Esto permite realizar un cálculo muy sencillo de la rentabilidad que producirá el dinero invertido al finalizar el plazo.

Interés Variable

Este tipo de CDT suele ser una buena opción cuándo se contrata a plazos largos o mayores a seis meses. 

El interés en este tipo de CDT suele variar durante el plazo de vigencia del mismo. 

Para el pago de intereses, la institución financiera tomará en cuenta la inflación (Índice de Precios al Consumidor – IPC), el DTF (Depósito a Término Fijo calculado por el Banco de la República) y el IBR (Indicador Bancario de Referencia).

Por la titularidad

Es una manera de clasificar un CDT dependiendo de a nombre de quien se contrate.

Individual

Es cuándo el CDT se abre o contrata a nombre de una sola persona o titular.

Conjunto

Bajo esta modalidad el CDT es contratado por dos o más personas en forma conjunta. 

Es decir, que para realizar cualquier modificación en las condiciones o transacción deben estar presentes todos los titulares.

Alterno

Al igual que el anterior, este CDT es contratado por dos o más personas. 

Sin embargo, bajo esta modalidad cualquiera de las personas contratantes puede realizar modificaciones en las condiciones sin estar las otras presentes.

Por la forma de contratarlo

Digital o desmaterializado

Hay entidades financieras que ofrecen la posibilidad de contratar un CDT a través de sus canales digitales o banca en línea sin necesidad de acudir en forma presencial a una oficina.

Físico

Es la forma más convencional de contratar un CDT. Para ello, hay que acudir a cualquier oficina o sucursal de la institución financiera. 

Una vez contratado, la entidad entregará el correspondiente Certificado en papel con toda la información relativa al CDT. 

Este Certificado es endosable y negociable.

Qué se necesita para contratar un CDT

Si ya tienes una cuenta en una entidad financiera el único requisito que necesitas es tener dicha cuenta activa y con fondos suficientes para que se realice el débito correspondiente al monto contratado para el CDT.

Si no tienes cuenta, deberás consignar copia de tu documento de identidad válido y los soportes correspondientes a domicilio y origen de los fondos. 

Estos últimos pueden ser nóminas, declaración de renta o pago de pensión.

El monto mínimo para contratar un CDT varía entre las diferentes instituciones financieras al igual que los plazos, tasas de interés y condiciones.

Es importante que consultes las diferentes opciones para ver cuál es la que más te conviene.

Ten en cuenta que según el monto y el plazo a contratar la tasa de interés puede variar.

💸 Que tan rentable y seguro es elegir invertir en un CDT

Lo primero que debes tomar en cuenta es que el CDT es un producto financiero con un riesgo muy bajo y dirigido a un público catalogado cómo “conservador” por su forma de invertir. 

Generalmente, el CDT se contrata por plazos determinados que van de los 30 a los 365 días. 

En algunas instituciones se pueden contratar a plazos de hasta 36 meses.

Aunque el CDT no genera mucha rentabilidad, esta es superior a la ofrecida por las cuentas de ahorro tradicionales. 

Los CDT son emitidos únicamente por aquellas entidades financieras supervisadas por la Superintendencia Financiera de Colombia además de estar amparadas por un seguro de depósitos de FOGAFIN.

Esto los convierte en una alternativa de inversión accesible y, sobre todo, muy segura. 

Cómo elegir el mejor CDT

Los Certificados de Depósito a Término son emitidos por bancos, cooperativas, corporaciones financieras o compañías de financiamiento comercial.

Estas instituciones financieras deben estar autorizadas y supervisadas por la Superintendencia Financiera de Colombia adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Para elegir el mejor CDT puedes seguir una serie de pautas:

  • Establece el monto que quieres invertir. Recuerda que no podrás hacer uso de este dinero durante el plazo de tiempo que contrates el CDT.
  • Haz un listado de las instituciones bancarias establecidas en tu ciudad o región.
  • Consulta en cada una de las instituciones las diferentes tasas de interés de acuerdo al monto invertido y al plazo de tiempo. Es posible que algunas instituciones ofrezcan una tasa de interés mayor para un determinado plazo o monto.
  • Verifica que la institución que elijas esté autorizada para emitir un CDT.
  • Revisa las condiciones, pago de comisiones y todo lo estipulado en el contrato de CDT.
  • Toma en cuenta la posibilidad de reinvertir los intereses mensualmente en caso de contratar un CDT por plazos mayores.
Tiempo de lectura: 5 minutos
Suscríbete al Newsletter

Regístrate con tu correo para recibir nuestras noticias y actualizaciones.

Categorias
¿Qué tan útil te ha parecido este contenido?
¡Haz clic en una estrella para puntuar!
(Total votos: 1 Promedio: 5)

educatyba

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
No hay más entradas que mostrar